LAS CLAVES PARA DECORAR UN DORMITORIO MATRIMONIAL

admin p

 

La iluminación, la pintura de las paredes, el colchón, el cabecero de la cama, las mesas de luz, cajoneras, todo influye para crear un ambiente que sea envolvente y muy relajante, que ayudará a conciliar mejor el sueño. Recuerda que el dormitorio será probablemente la estancia en la que pasarás más horas del día, y que es fundamental para nuestra comodidad, confort y descanso personal.

 

Los detalles personales y emocionales

Por supuesto, hay que prestar mucha atención a los detalles, a todas esas pequeñas cosas que nos recuerdan por qué estamos con nuestra pareja y por qué queremos compartir la vida con él/ella Así, podemos salpicar el dormitorio matrimonial con algunos elementos que, más allá de su labor funcional o decorativa, son más bien como un símbolo de la pareja y sirven para reforzar la unión y la complicidad emocional con el dormitorio. Por ejemplo, a todos los padres les gusta tener una foto en familia de los hijos, los detalles pueden ser muchos y muy variados.

Iluminación

Si hay una clave importante en cualquier tipo de dormitorio es la iluminación. Con ella podemos jugar y generar distintos tipos de ambientes generales. Lo ideal es hacer uso al máximo de la luz natural que pueda entrar en la habitación y dejar la iluminación artificial para momentos concretos. Tener una iluminación general y una luz de ambiente o focalizada es lo mejor. Lo más tradicional de todo es que haya lámparas al lado de cada sector de la cama para tener una luz que ayude a leer.

Una idea que puede llegar a ser versátil es el agregar unas velas para que sean iluminación y al mismo tiempo que estén funcionando como adornos. Si tienes la posibilidad de regular la luz general, será ideal para generar un ambiente más intimista en el momento que lo necesites y así disfrutar de tu dormitorio de matrimonio al máximo.

Color de la habitación

La pintura y elección de los colores es también importante en este sentido ya que los tonos fuertes u oscuros siempre crearán una sensación de encontrarnos en un espacio pequeño.

Se suele recomendar que sean colores claros, ya que aportan tranquilidad al entorno. Qué es lo que se busca en nuestro espacio de descanso. Puede ser blanco, o colores con más vibra pero pasteles, para que no sean tan llamativos.

Un verde, rojo, naranja, incluso violeta, pero pastel, claros, aguados. Eso nos ayudará a descansar mejor, ya que incluso antes de siquiera sentarnos en la cama, empezaremos a relajarnos. Cuidado con tonos demasiado oscuros o los tonos demasiado estridentes, como los rojos muy fuertes o, sobre todo, los naranjas y los amarillos. Estos últimos son generadores de inestabilidad y nerviosismo, por lo que no son lo más recomendable para tener en la habitación en la que solemos descansar.

 

DESDE UN PUNTO DE VISTA DEL FENG SHUI

El color debería corresponder a una energía yin, de reposo, de fertilidad y de reacopio de fuerzas, es decir, ambientar con un color frío, suave y tranquilo que nos inviten al relajo y buen dormir. Por ejemplo, la gama de los turquesas, verdes, azules, celestes, blancos, cremas, palo rosa o violeta, etc.

 

Muebles

Para decorar los dormitorios matrimoniales podría ser un estilo romántico. Pero, sin duda, existe gran cantidad de estilos. Puede ser naif, con colores pasteles en paredes y muebles, y estos últimos de formas lizas. O también minimalista, con la menor cantidad de muebles posible, y de colores claros. Últimamente está muy de moda el estilo urbano o las tendencias que combinan estilos, por ejemplo el minimalismo y la funcionalidad más innovadora al estilo Apple con los muebles más clásicos y de estilo rústico. Encuentra tu estilo perfecto, el que pega contigo y tu pareja

Si tienes un dormitorio de un tamaño pequeño conseguirás más luminosidad si, por ejemplo, compras cómodas de colores claros.  Aportaremos una mayor amplitud visual con estos colores cercanos al blanco, o el blanco mismo. También nos otorgará sensación de amplitud, ya que los muebles se camuflan con las paredes. De esta manera conseguirás un ambiente mucho más luminoso, equilibrado y ordenado.

Flores

Los ramos de flores siempre aportan a cualquier tipo de dormitorio de matrimonio otorgando un toque muy natural

 

Errores más comunes

Comprar los muebles sin pensar: Uno de los errores más comunes es comprar muebles, armarios o camas sin pensar en nada más. Puede que hayamos encontrado la cama de nuestros suelos, pero a lo mejor no tenemos suficiente espacio para que quepa en el dormitorio. Los muebles del dormitorio debem estar elegidos pensando en la comodidad y en la funcionalidad. De nada nos sirve un armario muy bonito al que no le podemos abrir las puertas, o chapuzas similares.

No ser coherente con el estilo: Esto le pasa sobre todo a aquellas personas impulsivas y que se mueven un poco por caprichos. Para sacarle todo el partido al dormitorio debe haber una armonía. Ya tenga un estilo más clásico o más cosmopolita, todos los elementos deben guardar un equilibrio entre sí, de color, de disposición, de diseño, de estilo. Siempre hay genios que son capaces de arriesgar y de combinar estilos muy opuestos para crear un dormitorio de matrimonio único y original pero, reconozcámoslo, no todos tenemos el mismo talento para la decoración.

Sacrificar la comodidad: Muchas veces sacrificamos nuestra propia comodidad para tener un dormitorio “a la última”. El dormitorio es la habitación de la casa en la que descansamos, donde nos preparamos para levantarnos cada mañana a afrontar un nuevo día. Estar a gusto en esa estancia es vital, y ello incluye multitud de factores. Ha de ser una habitación funcional, en el que lo principal sea la comodidad, en especial de la cama y el colchón. Pero nuestra armonía depende además de muchos otros factores, como por ejemplo los colores con los que hayamos pintado las paredes o lo recargada que esté la estancia.